Estamos casi seguros de que ya tienes una idea más o menos clara de cómo quieres tu vestido de novia, pero ¿te has puesto a pensar qué tipo de corte es que le mejor va con tu tipo de cuerpo? Son muchas las siluetas que puede tener una mujer y precisamente por eso, es vital que conozcas la forma de tu silueta con el fin de que puedas sentirte cómoda durante toda la boda.

Cuerpo rectángulo: este tipo de cuerpo se caracteriza por no tener curvas, por lo que debes evitar a como dé lugar los diseños que sean muy fluidos y con mangas cortas; en su lugar prueba los vestidos de novia entallados con el fin de que puedas marcar tu cintura y dar un balance a tu figura. En el apartado de los escotes, siempre elige aquellos con forma en V, o bien, con los hombros descubiertos y, por favor, aléjate de los escotes cuadrados y en forma redondeada.

Cuerpo triángulo: debido a que tu cintura y tus caderas son más anchas, entonces deberás llevar más atención a la parte superior del cuerpo. Para eso, nada mejor que un vestido de novia línea A que no esté tan ceñido, aunque también puedes decantarte por un vestido de novia corte princesa. En el caso de los detalles y bordados, mejor que estén en la parte del busto para que todo marque un balance espectacular.

Cuerpo redondo: si tienes muchas curvas, entonces lo mejor será que apuestes por un vestido de novia con una falda de buena caída; de igual modo serán muy favorecedores los escotes en V. Olvídate de los detalles y mantente en la línea de lo minimalista.

Cuerpo reloj de arena: este tipo de figura es ideal, así que será más fácil que elijas el vestido de novia, aunque los que mejor te quedarán serán los diseños corte sirena. Si te decides por un escote, entonces que sea por el barco. Si tienes mucho busto, mejor deja los detalles extras de lado; si no tienes tanto, entonces ¡hazte con ellos!

Cuerpo en triángulo invertido: aquí el reto estará en darle volumen a la cadera, al tiempo que lo restamos a los hombros. Para ello, nada mejor que los vestidos de novia con falda voluminosa. ¡Te verás perfecta!

Según el pecho: si quieres disimular el tamaño del busto, apuesta por un escote en V que no sea pronunciado. Si, por el contrario, quieres realzar esta parte del cuerpo, entonces te recomendamos elegir un diseño con drapeados en el pecho, además de escotes en la espalda. ¡Triunfarás!

Según la altura: si eres chaparrita, mejor olvídate de los vestidos de novia con mucho volumen en la falda, ya que solo lograrás que tu tamaño se vea más reducido. Si eres muy alta, entonces elige un vestido de novia con talle bajo o a la cintura para que tu figura luzca fenomenal.

Si tienes curvas o eres muy delgada: si eres una chica con muchas curvas, lo mejor que podemos recomendarte es que elijas un vestido de novia corte princesa o con muchos pliegues, ya que estos detalles afinarán tu silueta al instante. Si eres muy delgada, entonces tendrás que hacer lo contrario: decantarte por un vestido de novia con mucho volumen en las mangas, o bien en la falda. Para disimular los brazos gorditos, las mangas tres cuartos o mangas largas son ideales, o si quieres darle volumen al pecho, entonces un escote corazón será ideal.

Si estás embarazada: si estás en tus primeros meses de embarazo, es decir, hasta los 4 meses, entonces podrás utilizar el mismo vestido de novia que tenías pensado para tu tipo de cuerpo. Cuando la pancita ya sea imposible de ocultar, entonces apuesta por un vestido de novia corte imperio.

 

 

TE RECOMENDAMOS QUE CONSULTES:

Cómo elegir el vestido de novia según tu tono de piel

Cómo elegir el vestido de novia según tu personalidad

 

Visita nuestra galería de Vestidos para Novias

No hay comentarios por el momento.

Deja un comentario

Su dirección de correo no será publicada

− 6 = 4

0Shares