¿Qué tanto te puedes mover con él?

Uno de los tips más importantes para elegir el vestido de novia es la libertad de movimiento que tengas con el modelo. En el tema de la fotografía, por ejemplo, las novias “se sienten más confiadas con el vestido que traen, fluye más la sesión y las fotos salen más naturales. Están más concentradas en disfrutar y no tanto en cómo se sienten con el vestido de novia.

Este punto es vital para que puedas caminar, sentarte, bailar, subir los brazos y moverte como lo desees sin tener el pendiente de que algo puede salir mal.

Otra de las recomendaciones es que no vayas con un ejército de gente a la prueba del vestido de novia, ya que lo único que vas a generar es que todas las personas se sientan con la libertad de expresar su opinión y entonces…¡imagínate 20 juicios al mismo tiempo sobre lo que quieres o cómo te ves! Lo mejor es que vayas con la persona más cercana a ti, de confianza y que consideres compatible con tus gustos y forma de pensar.

Por último, la elección del vestido tiene que ser una decisión 100% tuya, tiene que hacerte feliz y debes sentirte plena. Olvídate de los complejos y aprovecha uno de los mejores días de tu vida para verte espectacular y como salida de un cuento de hadas.

No hay comentarios por el momento.

Deja un comentario

Su dirección de correo no será publicada

26 − 17 =

0Shares